BAJO LA SOMBRA DE UN ÁRBOL

En mi calle, todos los días se agradece la vida que transcurre alrededor de unos cuántos apreciados árboles.

cvleon3

cvleoncvleon2

EL SILENCIO

Oye, hijo mío, el silencio.
Es un silencio ondulado,
un silencio,
donde resbalan valles y ecos
y que inclina las frentes
hacia el suelo.

Federico García Lorca

Anuncios

EL ESPEJO ROTO

espejo

Continúan los trabajos de ampliación de la carretera donde resido. Esta vez un vehículo se metió contra la vía, me cruzó a toda velocidad, escuché un impacto, vi el espejo retrovisor aplastado, lo enderecé y estaba roto. Nada pasó, afortunadamente.

EL PAN

panadero

Casi a diario, un señor panadero se ubica a media cuadra de mi casa, con su banquito y su canasto repleto de pan, para venderlo durante el día y la tarde.

Mientras hacía ésta ilustración, se me vino el recuerdo de un poema de Francisco Ruíz Udiel (Nicaragua, 1977-2010):

ELEGÍA DEL PAN

Busca el pan,
su dolor es la herida de alguien que no fue,
palabra suspendida, caverna oscura, puente imaginario,
tristeza de quien, marca de insondable grieta,
ha dejado de ser.
Busca el pan,
escucha su voz trémula que despierta en su antigua piel;
escucha su corazón que, temeroso,
antes de estrellarse contra el polvo se empuñará en tu mano.
Hay una interminable suerte en eso llamado pan,
en lo que vive, manzana dorada,
rostro cargado de fantasmas
como quien regresa de un país lejano.
Hay la blancura cambiante en ese alimento
que alguna vez crece, muere,
y que sin saberlo cruza el umbral, traspasa el tiempo:
vivo horno de nunca acabar.